5 ideas para sacar partido del papel pintado en el dormitorio

papel pintado en la habitación

¡El papel pintado sigue de plena tendencia! Después de décadas postergado al olvido, hace unos años volvió con fuerza, y lo hizo para quedarse. Al fin y al cabo nos permite muchas más opciones decorativas que simplemente pintar una pared.

¡Y una de las habitaciones de la casa donde más triunfa el papel pintado es el dormitorio! Se trata de la estancia más personal y acogedora, y a esto pueden ayudar la gran variedad de papeles pintados que existen en el mercado. ¡Si las paredes aburridas no son lo tuyo, apuesta por llenarlas de estampado y color! Eso sí, no hace falta empapelar todas las paredes del cuarto, especialmente si te gustan los motivos muy llamativos.

¡Aquí tienes 5 ideas diferentes para sacar partido del papel pintado en tu dormitorio!

1. ¡Decora solo una pared!

Dormitorio con papel pintando

Si quieres aportar dinamismo y un toque único a tu habitación, es muy buena idea empapelar una única pared de las cuatro: así se rompe la monotonía, y no se satura el espacio (algo muy importante es dormitorios pequeños, donde unas paredes muy llamativas puedes empequeñecer visualmente el tamaño).

2.¡Crea tu propio cabecero de papel pintado!

Cabecero de papel pintado

Si no tienes cabecero, una idea original y muy resultona es la de “crearlo” con papel pintado. Puedes empapelar un tablón o, directamente, crear un único recuadro -o incluso formas más creativas, si te atreves-pegando el papel pintado sobre la pared. Además, puedes elegir un único estampado o apostar por el patchwork, tal como vemos en la foto, para sacar partido de distintos estilos de papel.

3. ¡Utilízalo para tus propósitos!

Papel pintado en el dormitorio

Además de ayudarnos a tapar grietas y desperfectos, y ser decorativo, el papel pintado también puede tener una función práctica: los colores claros y las rayas verticales ayudan a agrandar visualmente una habitación pequeña, los colores vivos hacen un espacio más acogedor, diferentes estampados ayudan a separar espacios, etc.

4. ¡Atrévete a experimentar con diferentes rollos!

papel pintado dormitorio

El papel pintado ya no es un accesorio vetusto y clásico que hay que respetar a toda costa, sino que se adapta a lo que uno quiera hacer con él. ¡Para darle mucho carácter al dormitorio, nada como mezclar diferentes papeles pintados de diversos colores y estampados! Ya dijimos que eso puede ayudarnos a separar ambientes, como en la foto de arriba, en la que se crea un espacio diferenciado para cada niño en una habitación compartida, pero también podemos utilizar diferentes papeles en la parte inferior y superior de las paredes, o crear una cenefa con un papel sobre el otro. ¡Las posibilidades son inumerables!

5. Empapela también tus muebles

Muebles papel pintado

El papel pintado no solo sirve para la pared, también podemos utilizarlo para forrar una puerta o un mueble, y convertirlos así en piezas únicas. Pero una idea que me chifla es la de cuidar los pequeños detalles, utilizando el papel pintado en rincones a los que no se suele prestar atención, como pueden ser los laterales de un cajón o el fondo de una mesilla.

¿Qué otras ideas se te ocurren para aprovechar al máximo las posibilidades del papel pintado en el dormitorio?

Add Your Comment

You must be logged in to post a comment.