¿Cómo colgar un cuadro? ¡Evita estos 5 errores!

Cómo colgar un cuadro

¿Cómo colgar un cuadro y que quede bien? No nos referimos aquí al hecho físico de poner un clavo para sujetarlo a la pared, algo que por lo demás no suele revestir de especial dificultad, sino de las elecciones que debemos tomar al decorar nuestras paredes con fotos u obras de arte.

Cuadros mal alineados, demasiado pequeños en un espacio muy grande o colgados a una altura inadecuada pueden romper el ambiente estiloso de cualquier estancia. ¿Qué errores debemos evitar?

Cuadros mal alineados

cuadros mal alineados

Si ya queda mal ver un cuadro torcido, el efecto es mucho peor cuando hemos creado una composición de varios cuadros que deberían estar al nivel. Para solucionar ambos problemas hay que asegurarse de que los marcos cuentan con un sistema de sujeción adecuado, para que no acaben bailando, y utilizar el metro para ir marcando líneas rectas. Por otro lado, si hay un desnivel en la propia habitación, ten en cuenta que colgarlos rectos lo marcará aún más, mejor reproducir el mismo desnivel colgándolos en función del efecto óptico y no de la geometría.

Demasiada altura

cuadros demasiado altos

Es difícil dar una recomendación general de como colgar un cuadro para que quede a la altura adecuada, porque dependerá de la altura de la propia habitación y de los muebles que haya en ella. Pero hay algo que no falla, si estando de pie, hay que girar el cuello hacia arriba para poder ver el cuadro, lo más probable es que esté demasiado cerca del techo (otra referencia que puede funcionar es la recomendación de que la parte inferior del cuadro quede como mucho a 150 cm del suelo).

Pegados o muy separados a los muebles

cuadros mal colocados

De la misma manera, cuando el cuadro va sobre un mueble, como un sofá o un aparador, hay que guardar las proporciones. En realidad todo es cuestión de equilibrio, pero lo ideal es dejar como mínimo 15 centímetros entre mueble y cuadro, y que este jamás esté más cerca del techo que del mueble que usamos como referencia.

Muy pequeño

cuadro pequeño

Un cuadro pequeño es un espacio amplio hará que el resto de la habitación parezca desproporcionada, y romperá visualmente la armonía. Aunque no hay una regla mágica para hacerlo bien, fíate de tu instinto, si te dice que algo no encaja, es porque no lo hace.

Si quieres que el cuadro mini vaya ahí a toda costa, prueba a acompañarlo de otros pequeños cuadros para crear una galería. ¡Una propuesta actual y con mucho estilo!

Muy juntos o separados

cuadros muy juntos

Si decidir donde colgar un cuadro puede dar más de un quebradero de cabeza, cuando se trata de una composición de dos o tres láminas los problemas se agudizan. Deben distribuirse de forma uniforme por el espacio disponible, evitando juntarlos y que quede mucha pared libre a los lados, o por el contrario, que queden en dos puntos equidistantes con un mar de pared por el medio.

Es importante tener en cuenta que para la pregunta cómo colgar un cuadro (desde el punto de vista estético) no hay una única respuesta, sino que es cuestión de que quede bien a la vista, y muchas veces eso se logra con ensayo y error. Pero en todo caso, conviene tener en cuenta estos errores recurrentes que pueden “estropear” la decoración por muy bellos que sean los cuadros.

Fotos | Apartment Therapy, La Garbatella, Casa Diez, Achzine, Decoracion2 y El mueble.

Add Your Comment

You must be logged in to post a comment.

Aviso de cookies | Política de privacidad | Aviso legal