Los mejores sofás cama IKEA: una opción barata y multifuncional

sofá cama de Ikea

¡Los sofás cama son el mueble perfecto para el salón, especialmente cuando no contamos con habitación de invitados! Y es que funcionan como un sofá convencional a diario, pero en el momento en que aparezcan invitados en casa, contaremos con una cama extra.

¡Y entre todos los sofás cama del mercado, por precio, nos quedamos con los de IKEA! En la multinacional sueca encontramos una amplia variedad de este tipo de sofás: desde los modelos más básicos, tipo futón, a otros mucho más sofisticados.

¿Preparado para descubrir los mejores sofás cama IKEA?

Los sofás cama clic clac son muy habituales y cómodos, ya que resultan fáciles de abrir y cerrar (basta con echar el respaldo hacía atrás), y un buen ejemplo es el que vemos en portada: el Beddinge Lovas. Cuesta 259 euros con esta funda roja, aunque hay un amplio surtido de fundas para que puedas cambiar la decoración de la habitación en poco tiempo (y por poco dinero).

Además, hay varios futones, con el colchón plegado, como el sofá cama IKEA PS; el precio depende de la calidad del colchón  y de la funda elegida, y va de 299 a 409 euros. Además, cuenta con ruedas, por lo que es muy fácil desplazarlo si necesitas cambiarlo de sitio.

También el Lycksele Havet es de dos plazas, fácilmente convertible en cama, y con diversos colchones y fundas para elegir. Eso sí, estéticamente resulta muy básico, difícil de sacarle partido en un salón o sala principal. Cuesta entre 269 y 349 euros.

futon ikea

Entre sofás de dos plazas ya con más presencia, podríamos escoger el Backabro y el Solsta, en los dos extremos del arco de precios.  El primero cuesta 549 euros, lleva colchón Marieby y sistema de muelles embolsados que  se amoldan al contorno corporal, y cuenta con espacio debajo del asiento para almacenaje extra. En cuanto al segundo, es una de las opciones más económicas: solo 139 euros, aunque la cama se forma a ras de suelo.

sofás cama ikea baratos

Entre los sofás cama IKEA de tres plazas, destaca el Karlstad, que se despliega fácilmente en una confortable cama de dos plazas, durmiendo en paralelo al sofá. Es muy cómodo, gracias a los cojines del asiento con relleno de espuma de poliuretano de alta resiliencia y fibra de poliéster, y también cuenta con espacio bajo el asiento, donde caben dos edredones y almohadas. Su precio es de 799 euros y también hay diversas fundas para elegir.

También es interesante el sofá cama Soderhamn; para transformarlo en una cama solo tienes que darle la vuelta a los cojines, que están cosidos entre sí para que no se muevan mientras duermes. El tejido elástico de la base y la espuma de alta elasticidad de los cojines crean un asiento mullido en el que no te hundirás. Lo puedes comprar por 620 euros, pero a diferencia del anterior, la funda se lava en seco (no se puede meter en la lavadora).

ikea sofas cama

Por último, los sofás cama con chaise longue Ragunda y Moheda, supercompletos, se abren en paralelo. El de polipiel,  resulta muy elegante, y el módulo de esquina cuenta con espacio debajo. Pero también el tapizado tiene ese espacio de almacenaje, y además la tapa se puede retirar por completo. Ambos cuestan 499 euros.

sofas cama ikea

¿A qué esperas para incluir un sofá cama de IKEA en el salón?

Add Your Comment

You must be logged in to post a comment.